jueves, 10 de enero de 2013

Expo "Les Pors"

Exposición de "les pors" en el Centre Civic La Barceloneta. 

Del 10 de enero al 1 de febrero del 2013.

 A través de la propuesta del colectivo Nakadaska que ha hecho de anexo y creado este proyecto podréis ver y disfrutar del trabajo multidisciplinar de varios artistas y su visión más personal del miedo..En mi  caso colaboro en una de las obras con Laura Perez Blanco con la obra cambios y en solitario con fantasmas.




Cambios

El otoño, época de cambio, de encerrarte en ti mismo, observar 
tu alrededor, de cuestionarte aspectos de tu vida… provoca incertidumbre, el no saber más allá, la poca confianza en ti mismo… el miedo!
De cada hoja caída resurge una oportunidad de esperanza por las que vendrán.
Pero mientras sucede esto, lo acompaña un extraño sentimiento de anhelo de lo pasado.
En las épocas de transito, la ignorancia nos invade.

"Pretendemos enfocar el miedo como aprendizaje, enfrentarnos a nuevos retos, vivirlos des de un enfoque positivo."

“Sólo una cosa vuelve el sueño imposible: el miedo a fracasar” Paulo Coelho


Fantasmas


Cuando somos pequeños existe un miedo muy usual  -la oscuridad- este miedo irracional puede ser debido al no ver lo que tenemos más allá. Quedarse a obscuras  para el niño a veces es desamparante, por eso, tal vez , en ese momento es cuando por medio de su imaginación crea todo un mundo nocturno, de ruidos y formas que  sacadas de contexto y con la imaginación que solo un niño tiene puede vivir un segundo día. En muchos casos la oscuridad representa el final del día, el termino de las actividades y de los juegos. Por eso al verse aburrido deja fluir su imaginación.
 El problema es que jugando recrea tan bien esta historia y su entorno, que se lo acabe creyendo, entonces es cuando empiezan los miedos nocturnos. Aquellos sonidos y formas se desvirtúan de tal manera que el niño realmente cree eso que está sintiendo, es un sentimiento de terror.
No se conoce las causas, pero todo `puede estar relacionado al conocimiento propio del desarrollo infantil. La poca visibilidad, como ya hemos citado antes, hace volar la imaginación del niño y hace sospechar que la oscuridad esconde a personas desconocidas o monstruos de bajo de la cama, dentro del armario, o detrás de las cortinas. Un simple ruido puede representar una nueva amenaza, que viene de algún fantasma o de otra criatura de su creación.

Hay que decir que este miedo suele marchar con el crecimiento del niño, pero según como se haya tratado este miedo por parte del adulto a su cargo,  este miedo puede no desaparecer nunca.




3 comentarios:

  1. Tot un honor compartir espai artístic!!

    Una abraçada forta! :)

    ResponderEliminar
  2. tornarem a rodar per les parets d'una exposició plegats... m'enkanta!!!!
    Jo estik entre papers i tintes... Por a no arribar a temps!!!!

    ResponderEliminar